5 claves para establecer un precio adecuado para tu vivienda

5 claves para establecer un precio adecuado para tu vivienda

¿Se ha preguntado cuál debe ser el precio adecuado al momento de vender su vivienda? Es una pregunta natural que muchos no toman en serio y que termina por reducir las posibles ganancias que habían esperado. Como no es una ciencia exacta, le contamos los factores influyen sobre la valoración de un inmueble en compraventa.

¿Cuáles son las 5 claves para ponerle el precio justo a su casa?

Aunque vivimos tiempos de incertidumbre por el Covid, antes de la pandemia el mercado inmobiliario estaba en plena recuperación. Ahora es un poco más complicado estimar el precio de una casa o piso simplemente comparando portales inmobiliarios. Ya que las zonas rurales y espacios abiertos han ganado preferencia, también debe considerar estos factores.

Como guía práctica, tenga presente lo siguiente:

La apreciación subjetiva

Ponerle precio a una vivienda se dificulta cuando usted cree que debe sumarle más por motivos sentimentales. Con frecuencia, la gente cree que ciertos arreglos, lo mucho que les costó conseguirla o los años de permanencia justifican un alza en la valoración final.

Puede que sea cierto, pero esto es un juego de números que depende de las condiciones actuales del sector bienes raíces y los compradores. Mientras que usted cree que sus experiencias valen algo, le aseguramos que otros no pensarán lo mismo.

El valor de mercado

Debe constatar el valor de mercado de su inmueble en venta. Esto se hace comparando los precios en la zona, analizando la oferta/demanda y conociendo lo que se está pagando por casas o pisos como el suyo.

Puede partir del valor catastral para establecer un precio real más acorde. A esto hay que sumarle el PER (Price Earning Ratio), que es la tasa comparativa con respecto a lo que costaría alquilar su hogar.

Condiciones de la propiedad

Mucho del valor de una vivienda depende del mantenimiento que ha tenido. Cuestiones como: es una casa moderna o antigua, funcionan todas las instalaciones, necesita arreglos, tiene reformas recientes, cuenta con piscina o terraza, son importantes.

Además, los nuevos inquilinos querrán mudarse de inmediato. Si vende la casa o piso amoblado, puede no ser lo ideal. Puede usar el home staging para un look menos personalizado y vender más rápido.

Zona donde está la vivienda

La ubicación de su inmueble también es clave. Los servicios cercanos, áreas verdes, accesibilidad, colegios y más pueden sumar al precio final. Si se trata de una propiedad vacacional, la cercanía a zonas de entretenimiento, comida o playa debe considerarse. Todo lo que represente una mejor calidad de vida o plusvalía futura de la zona agrega valor a su propiedad.

Valoración del comprador

Hoy día, los compradores están más actualizados, saben comparar, investigan y se asesoran. Si ya han visto varias viviendas parecidas a la suya, el precio puede inclinar la balanza. La ubicación, seguridad, transporte, instalaciones extra (garaje, trastero, patio, etc.) y disponibilidad sirven para que las personas estén dispuestas a pagar más. Por eso debe entender a su público objetivo y tener información precisa para el establecer el precio final.