La importancia de las certificaciones energéticas

La importancia de las certificaciones energéticas

El certificado de eficiencia energética (CEE) en España se ha vuelto un requisito indispensable para aquellos propietarios que buscan alquilar o vender su vivienda. Otorgado por un ingeniero técnico o un arquitecto, este documento informa sobre el nivel de sostenibilidad que presenta un inmueble. Ante una mayor exigencia por prácticas ecológicas, le contamos sobre su importancia.

Por qué es importante tener la certificación energética

En principio, el CEE revela los detalles sobre el uso de energía dentro de una casa, piso o incluso un edificio en particular. Incluye una etiqueta cuyo color va cambiando en función de una escala que va desde la A hasta la G. Mientras más verde sea, mayor eficiencia tiene el inmueble; mientras más roja, menor eficiencia.

Junto a esta información para quienes buscan alquilar o comprar una vivienda, el certificado de eficiencia energética es obligatorio desde el año 2013. Cuando una persona trata de poner en venta o arrendar su propiedad, debe tener vigente este documento. De no ser así, se expone a una multa económica que varía de 300 a 6000 euros.

Por otra parte, la eficiencia energética sigue ganando terreno ante el aumento de la factura de electricidad en España. En nuestro país, este servicio posee un IVA del 21%, siendo el más alto de toda Europa, y donde las empresas proveedoras de este servicio son las más beneficiadas del continente. Así, el CEE, tener electrodomésticos verdes y buscar al mejor proveedor es importante.

Además del bajo consumo que representa contar con una etiqueta A, B o C, las mejoras energéticas tienen una ventaja adicional: generan plusvalía. El hecho de llevar a cabo reformas o modernizar las instalaciones para tener mayor ahorro energético, incide positivamente sobre los gastos de la vivienda. Por ende, resulta más atractiva para vender o alquilar.

Importancia del CEE en los edificios

Al igual que para una casa, el certificado de eficiencia energética también aplica para un edificio. Según la ley, a partir de 2007 las construcciones nuevas deben disponer de este documento y son las comunidades autónomas las encargadas de estos registros. Los propietarios del conjunto residencial son responsables de renovar el CEE, el cual tiene una vigencia de 10 años.

La importancia del CEE en un edificio comienza con la descripción de las cualidades que presenta, las recomendaciones para optimizar la eficiencia energética y los procedimientos. De igual forma, este documento muestra la cantidad de emisiones de C02 que está generando la edificación. Sin este requisito, no se puede vender o alquilar la propiedad.

La eficiencia energética cobra cada vez mayor importancia porque algunos gobiernos están tratando de combatir el cambio climático. Ya que el consumo desmedido de recursos ha generado un modelo poco sostenible, se está promoviendo una construcción más ecológica y sostenible. Por eso estas regulaciones permiten crear una sociedad que está más en sintonía con el cuidado del medioambiente.