Aumenta la propiedad y disminuye el alquiler

Aumenta la propiedad y disminuye el alquiler

Desde hace años, los españoles se han inclinado por preferir tener casa propia que elegir alquilar. Esto también se ha visto reflejado durante el 2020, ya que la combinación del alza en los arriendos y la crisis sanitaria han favorecido la propiedad. Mientras que una supone un 17,3%, la otra subió hasta casi el 77%.

Encuesta Continua de Hogares (ECH) del INE

Los expertos detrás de esta publicación anual ratifican lo que hemos comentado más arriba. La muestra que usaron está compuesta por al menos 30 mil hogares que forman parte de poco más de 1570 secciones censales y 65 direcciones postales en la geografía española. A partir de este estudio, se dieron a conocer los siguientes resultados:

  • El 49,1% vive en una casa o piso que está pagado, que es el mismo porcentaje de 2019.
  • El 27,7% habita una propiedad que aún ostenta una hipoteca, subiendo un 0,7% con respecto al 2019
  • El 5,8 que falta lo conforman quienes están en una vivienda con alquiler barato o sin pagar.

Los efectos de la pandemia en el alquiler y la propiedad

De acuerdo a los profesionales que dirigen Century21 en España, existe un tendencia de regularización para los precios del mercado inmobiliario. Esto quiere decir que los compradores y los inquilinos estarán frente a una situación más equilibrada. Aun así, la venta de activos o segundas residencias y el impago de alquileres también está latente.

También apuntan que la crisis sanitaria ha impulsado la necesidad de soluciones habitacionales temporales. Ante una mayor demanda, esperan que los precios de los alquileres bajen un poco más para ajustar la oferta y la demanda. Aunque para que esto suceda aún falta, ciudades como Barcelona y Madrid ya están por este camino.

Por otra parte, revelan que existe una notoria caída en el alquiler de viviendas turísticas y estudiantiles, lo que ha disminuido el alza de los precios. Estos inmuebles con mejores prestaciones y servicios se están incorporando al mercado madrileño y catalán, lo cual ha impulsado a los propietarios de inmuebles tradicionales a equiparar su oferta.

Menor acceso a la hipoteca

Muchos especialistas en bienes raíces señalan que las condiciones para obtener una hipoteca se han endurecido en los últimos años. La financiación promedio ronda el 70% del valor del inmueble y las operaciones hipotecarias están por debajo del 60%. Tanto la crisis de 2008 como la pandemia han contribuido con este panorama.

La nueva normalidad también ha impulsado los mercados en ciudades secundarias y áreas extrarradio. En estas locaciones, quienes no pueden adquirir una vivienda céntrica tienen más oportunidades de ser propietarios. Lo mismo sucede con las familias o parejas jóvenes que quieren alejarse de lo centros urbanos y favorecen el teletrabajo.

En M5 Inmobiliaria creemos que los precios de las viviendas seguirán cayendo mientras las crisis sanitaria siga presente. Tanto en Málaga como la Costa del Sol, hay buenos negocios para inversores y personas que buscan una segunda residencia vacacional. No deje de consultarnos.