Claves para negociar el precio de una casa en venta

Claves para negociar el precio de una casa en venta

Encontrar esa vivienda para vivir, vacacionar o invertir es el primer paso esencial para hacer un buen negocio. Aunque usted haya superado esta parte, que suele tener sus complicaciones, aún queda por hacer. Llegado a ese momento crítico de negociar el precio, necesita saber cómo proceder y aquí le decimos cómo.

¿Cuáles son las claves para negociar el precio de una vivienda?

Quienes se dedican a gestionar bienes raíces para una inmobiliaria o para propietarios, conocen bien lo que es negociar el valor de un piso o casa. Si usted no se está apoyando en un agente inmobiliario, tendrá que ingeniársela para obtener lo que busca. Ya sea que carezca de habilidades de negociación, experiencia o nociones sobre el sector, le tenemos varios consejos:

Tenga una idea de cómo funciona el mercado inmobiliario

Esto se reduce a conocer con precisión el rango de precios en que se mueve el inmueble que usted ha escogido. El que vende tampoco quiere perder dinero, por lo que determine el valor de la propiedad en base a tres variables: lo que pagó inicialmente, lo que están pagando y su necesidad. Conocer el mercado le da una herramienta para negociar y que tan justa es la oferta.

Conozca los detalles de la casa o piso

Es muy común dejarse llevar por lo que uno ve en un aviso online, por fotos u otras fuentes. Hay varios detalles importantes que usted puede usar a su favor para conseguir un mejor precio. Por ejemplo, sepa cuánto tiempo lleva en venta la propiedad, si se trata de un precio rebajado y las cargas.

Durante la visita, no está demás preguntar si existe una oferta, cuántas personas han visitado el inmueble y si ha habido segundas visitas. Tampoco puede dejar los desperfectos pequeños o grandes que encuentre. Estos elementos le sirven para argumentar y negociar mejor.

Intente averiguar los motivos de la venta

Cuando se trata de una compraventa, puede haber urgencia o no. Siempre que pueda, averigue si el dueño tiene deudas, se muda por trabajo, necesita dinero, se está divorciando o cualquier otra causa. Puede que no sea algo sencillo, pero es una ventaja sustancial para propiciar una negociación más rápida y con menos contratiempos.

Muestre su solvencia económica

El hecho de tener el dinero disponible, especialmente de contado, puede ser un factor decisivo para negociar el precio de una vivienda. Esto genera mucha seguridad, tanto en el vendedor como en un agente (si existe). Además, demostrar solvencia puede darle la ventaja psicológica de que usted están contemplando otras opciones.

Antes de regatear, es preferible argumentar

Como especialistas, no recomendamos que usted trate de regatear el valor de una vivienda. Más bien construya sus argumentos con la información que tiene y justifique su oferta en función de factores como:

  • El vendedor está urgido
  • La propiedad tiene un valor exagerado
  • Hay problemas estructurales que necesitan reformas

Negociar el precio de una casa requiere de cierta pericia. Si usted cree que alguien más puede hacerlo mejor, apóyese en nuestros profesionales.