¿Cómo elegir bien una casa de segunda mano?

¿Cómo elegir bien una casa de segunda mano?

El parón por la crisis del coronavirus puede ser una buena excusa para tomarnos un tiempo y reflexionar sobre qué haremos. Si ha estado pensando en comprar una casa de segunda mano, es buen momento para poner en marcha un plan de acción. Le contamos cómo hacer una buena elección.

Consejos para elegir bien una casa de segunda mano

La intención de comprar una casa nueva o usada siempre será un paso importante en nuestras vidas. Ante todo, debe tener claro qué vivienda le gustaría comprar, comparar las opciones que más se acerquen a lo que busca y hacer una buena investigación para disponer de la información que necesita. Este último paso se hace más relevante cuando se trata de un inmueble de segunda mano.

Como en todo proceso de elección, hay que saber hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos. En lo que respecta a comprar una casa de segunda mano, le recomendamos:

  • Tener un presupuesto realista. Cualquier compra de bienes raíces debe estar guiada por lo que puede pagar sin que eso afecte demasiado sus finanzas personales. Si está considerando solicitar una hipoteca, la cuota mensual no debería superar el 40% de sus ingresos mensuales brutos. Asimismo, el plazo será importante, ya que mientras más se extienda, más intereses tendrá que pagar.
  • Visitar cada vivienda. El mercado inmobiliario de segunda mano se caracteriza por su gran disponibilidad, así que opciones no le faltarán. Una vez que tenga la lista de 3-5 casas candidatas, planee con calma para mirarlas más de cerca. Aunque no se trate de una visita técnica, esto le da una mejor idea de sus condiciones reales y le ayuda a descartar las viviendas con más dudas.
  • Constatar el estado del inmueble. La inspección de una casa usada puede ocurrir antes de que usted haga una oferta por la misma. No obstante, contratar a un inspector certificado tiene un coste que debe contemplar en su presupuesto. Este perito le puede indicar, mediante un informe, los problemas estructurales o de instalaciones que debe atender. Esto le servirá para negociar un mejor precio o estimar los arreglos.
  • Analizar el alcance de las reformas. La información contenida en el reporte de inspección le va indicar si vale la pena seguir con el trato. Si consigue una rebaja sustancial por cualquier desperfecto, quizás el problema pueda ser más serio de lo que parece. Esto es porque los inspectores no atienden situaciones como moho, plagas, estado del techo y otros detalles internos. De ser así, piense cómo la reforma podría afectar su presupuesto.
  • Tener cuidado con casas muy personalizadas. Si su plan es comenzar una familia en un hogar nuevo, evite las propiedades con demasiados recuerdos personales. No es raro que propietarios quieran incluir el mobiliario u otras cosas que quedaron por la mudanza. Piense bien si realmente quiere conservar los trastos de otros.

 

Comprar una casa de segunda mano puede ser una buena inversión por su ubicación, disponibilidad inmediata y precio negociable. Confíe en nuestros expertos para conseguir la ideal.