Consejos para comprar una casa de obra nueva

Consejos para comprar una casa de obra nueva

Comprar una casa es una gran inversión, una importante decisión, y también, el sueño de la mayoría. Y si a esto se le suma la opción de comprar una propiedad de obra nueva, la ilusión para muchos es aun mayor.

Una obra nueva, no es únicamente una casa recién construida que nunca ha sido habitada, y cuyo primer ocupante será también su primer comprador. También se entiende por obra nueva, cuando se tiene o compra un terreno y se contrata al equipo necesario para su diseño y construcción, en este caso se tratará de una obra a medida.

También entra dentro de esta categoría cuando se alquila a una persona un piso o casa de obra nueva y este termina comprándola. Mientras que, si la propiedad ha sido comprada por un banco, y luego vendida, esta ya no se considera de obra nueva, ya que la promotora o constructora ya la sometió a un proceso de venta.

Ahora que conocemos qué es una casa de obra nueva, es momento de conocer algunos consejos claves, si se busca comprar este tipo de construcción.

Personalización y costes

Una de las principales ventajas de comprar una casa/piso de obra nueva es que puede personalizarse (en la mayoría de los casos) Tener una casa que se ajuste por completo al gusto del propietario es un gran aliciente para este tipo de inversión. En este caso se puede:

  • Comprar una casa de obra nueva ya lista. En esta la personalización no es una opción.
  • Comprar una propiedad ya construida, pero a la que falten detalles para que sea completamente habitable. En este caso, se pueden elegir acabados, tipos de suelo, e incluso la distribución de algunos espacios.
  • Comprar un lote de terreno, y convenir con la promotora el diseño de la casa, su distribución y los acabados que se quieren al terminarla.

Cada una de estas opciones van incrementando los costes finales de la compra. Pero en cierta medida se justifica, ya que se tiene la opción de ajustar la propiedad a los gustos propios en mayor o menor medida.

Tiempos de entrega

En este caso, depende del tipo de vivienda a elegir. Pero cuando se trata de una obra nueva a medio construir o que solo está en planos los tiempos de entrega serán variables y en algunos casos, sujetos a cambios. Haciendo una estimación, una casa promedio puede tardar en construirse en 4 a 8 meses.

Este es un punto importante cuando se busca comprar una casa, y es que la compra de una vivienda de segunda mano muchas veces es más rápido el proceso. Simplemente porque la casa ya está lista para ser habitada. La elección en este punto depende enteramente de si se tiene prisa o se pueden esperar varios meses para vivir en ella.

Elige una constructora profesional

Si la idea es comprar una casa de obra nueva, elegir a una constructora que genere confianza, de comprobada experiencia, que esté integrada por un equipo de profesionales y con avales es clave. Si no tiene opciones, tiene dudas y no conoce constructoras que trabajen en la ubicación que le interesa invertir. Le recomendamos asesorarse con expertos. Nosotros podemos ayudarle a conseguir la mejor alternativa adecuada a sus necesidades, gustos e incluso presupuesto.