Me mudo a Málaga, ¿cómo me doy de alta a la luz?

Me mudo a Málaga, ¿cómo me doy de alta a la luz?

Una mudanza no siempre es fácil: son muchas las gestiones a realizar y, en muchas ocasiones, poco es el tiempo que se tiene para organizarlas. Por eso es importante hacerlas con tiempo para que, en caso de que surja algún imprevisto, se pueda solucionar de forma inmediata. A continuación te vamos a contar cómo puedes hacer tu mudanza a Málaga y cómo resolver tus gestiones energéticas en un abrir y cerrar de ojos.

¿Cuál es la documentación necesaria para dar de alta la luz?

Una de las primeras gestiones que se ha de realizar antes de la llegada a la vivienda es la activación de los suministros de luz. No se trata de una cuestión baladí puesto que, en primer lugar, dar de alta la luz tiene un precio y, en segundo lugar, dicha gestión no es inmediata. Por eso mismo debes ponerte en contacto con la comercializadora que quieras contratar la luz en tu vivienda en Málaga para activar la electricidad cuando antes, así como el contrato de agua, para que cuando llegues a la misma ya puedas disfrutar de los suministros energéticos.

Para poder activar la luz se debe presentar la documentación pertinente para poder efectuar la gestión, a saber: documento nacional de identidad, escrituras de la vivienda o contrato de alquiler, número de CUPS, la tarifa que se quiere contratar, etc. En todo caso, hay que tener en cuenta que aunque la gestión de la activación de los suministros la lleva a cabo la distribuidora eléctrica de la zona, como todo el mundo sabe, es necesario que la solicitud la tengas que hacer con la comercializadora con la que deseas realizar la gestión.

¿Cómo saber cuál es la potencia que tienes que contratar?

Uno de los datos que vas a tener que escoger a la hora de activar los suministros de luz es la potencia eléctrica, es decir, la capacidad de consumo de tu vivienda. Según la potencia que necesites, tendrás que pagar más o menos por dar de alta la luz, pero es que además la potencia va a condicionar el coste del término fijo por lo que se hace muy necesario acertar en la potencia contratada. Y es que, en caso de que escojas una potencia mayor, estarías pagando un coste mayor de lo que necesitas por el término fijo cuando realmente no lo necesitas.
Lo ideal sería contratar a un electricista que hiciera el trabajo por ti; sin embargo, esto no suele ser lo habitual ya que este trabajo tiene un coste alto y realmente solo merece la pena en casos muy puntuales, ya que por regla general existen formas gratuitas y sencillas de encontrar la potencia contratada más adecuada para tu caso particular.

Una de las opciones más demandadas es el calculador de potencia online, una aplicación con la que cuentan muchas comercializadoras en su sitio web para que puedas calcular la potencia eléctrica que necesitas aportando datos como el tamaño de la vivienda, el número de electrodomésticos, el número de personas que viven en la casa, el tipo de calefacción que tienes, etc. Para más información sobre la potencia contratada, no te pierdas este artículo.