Enero y Febrero ¿Buenos meses para buscar y comprar casa?

Enero y Febrero ¿Buenos meses para buscar y comprar casa?

Conseguir esa segunda residencia, casa de veraneo o una buen oportunidad de inversión suele consumir tiempo valioso. Puede ser que no tenga claro cuáles son los meses más apropiados para ello o no esté recibiendo la mejor asesoría. Es por eso que trataremos de averiguar si enero y febrero son buenos para comprar bienes raíces.

Qué opinan los expertos sobre los mejores meses para comprar casa

Hay que ser claros en que no existe un consenso bien definido sobre cuáles son los meses idóneos para hacerse con una vivienda. Haciendo un sondeo general, nuestros expertos y los de otras fuentes coinciden en que septiembre es el momento más activo. Mucho tiene que ver la influencia del otoño con sus cambios laborales, la vuelta a clases y la tendencia de los inversionistas.

Por otra parte, varios especialistas indican que la primavera es una época ideal para adquirir una segunda residencia. Es considerada como una temporada de reactivación por varios motivos. Después del invierno, la Semana Santa aviva el deseo de tener otra vivienda para vacacionar, los agentes agilizan las operaciones y muchos buscan su primera casa.

Mientras que octubre, enero y febrero son considerados como meses lentos, esto no significa que usted deba descartarlos. La llegada del invierno en Europa y el nuevo año, pueden suponer cambios importantes en materia legislativa e inmobiliaria que favorecen las oportunidades de hacer un buen negocio.

¿Por qué enero y febrero son propicios para invertir en bienes raíces?

Mientras que algunos especialistas explican que los meses de invierno son lentos para el mercado inmobiliario, nosotros lo vemos diferente. Las razones que alegan están asociadas con el gasto mayor durante la Navidad, el aumento de las operaciones, el cambio fiscal y los efectos económicos que esto tiene sobre los meses venideros.

No decimos que esto no sea cierto, pero enero y febrero tienen varias razones a su favor:

  • Son los meses de las rebajas. Esto sucede porque muchas inmobiliarias y propietarios que no vendieron el año anterior, quieren liberar un poco el stock retenido. La consecuencia de esto es el aumento de viviendas rebajadas, mejores precios y promociones para iniciar bien el año. Esto le permite hacer tratos más favorables.
  • Más posibilidades de una buena compra. También hay que decir que son meses que habitualmente muestran menos oferta. Esta situación presenta dos aspectos positivos: la búsqueda de una buena casa o piso se reduce y puede toparse con algún descuento importante para inmuebles que quedaron sin vender.
  • Nuevas ventajas fiscales. Con la llegada del año nuevo también surgen los cambios en las legislaciones nacionales y regionales. Dependiendo de la comunidad autónoma, usted puede recibir incentivos o rebajas en impuestos para comprar una segunda vivienda o invertir en una zona rural.

Como puede ver la frialdad asociada con enero y febrero para invertir en una vivienda puede ser engañosa. Aunque cada quien tiene su mes favorito para buscar un buen negocio, deje que los profesionales de M5 Inmobiliaria trabajen para usted.