Home Staging vs. Decoración

Home Staging vs. Decoración

En el mundo de los bienes raíces encontramos mucha información que no conocemos o que a veces podemos confundir. Así suele pasar con el home staging, una serie de técnicas usadas para facilitar la compraventa de una vivienda y que suele confundirse con la decoración. Por eso hoy hemos querido aclarar cuáles son sus principales diferencias.

Diferencias entre la decoración y el home staging

En principio, hay que decir que el home staging representa varias técnicas asociadas con el marketing inmobiliario que aprovecha distintos trucos y métodos decorativos. Aunque ambos enfoques están dirigidos a mejorar la estética, funcionalidad, sensación y espacios, el home staging tiene un propósito diferente que aclararemos con más detalle.

De lo anterior, podemos establecer 3 diferencias básicas entre home staging y la decoración:

La finalidad

Cuando hablamos de inmuebles, la decoración tiene como objetivo mejorar la distribución o la estética de los espacios en una casa u oficina. La idea básica es imprimirles a los ambientes una personalidad o identificación propia que vaya con los gustos del propietario. En el fondo es una tarea subjetiva que busca mayor armonía y una sensación agradable.

Por contraparte, el home staging tiene como propósito agilizar la venta comercial de una propiedad. Por ello las modificaciones, arreglos y mejoras están orientadas a hacer el inmueble más atractivo para los compradores potenciales. Aunque también busca una belleza armónica de los espacios, esto se hace a través de la despersonalización.

El precio

Podemos decir que, a la hora de decorar, las personas que quieren estos cambios no escatiman mucho en gastar lo necesario. Si usted ha considerado remodelar por razones personales o funcionales, sabe que la contratación de un decorador de interior no es barata. Además, como se trata de su comodidad y bienestar, tiene que invertir en productos de calidad.

A diferencia de la decoración, el home staging intenta trabajar con presupuestos más pequeños para aumentar la posible ganancia. Ya que se busca hacer la compraventa en el menor tiempo posible no se pretende grandes reparaciones. En cambio, los home stagers limpian, acomodan y reutilizan lo que hay disponible para lograr el efecto deseado: una vivienda más atractiva.

El comprador

Por último, hay que aclarar que el home staging es una preparación inmobiliaria con un público objetivo más amplio en mente. Por eso su premisa fundamental consiste en crear espacios despersonalizados, libres de recuerdos familiares y que simulen un hogar modelo. De esta forma, las personas interesadas pueden visualizarse en un hogar con mucho potencial.

Como hemos dicho arriba, la decoración está pensada para que haga realidad la visión que tiene para su casa, piso, local u oficina. Todos los aspectos funcionales, estéticos y de presentación están dirigidos a complacer sus gustos personales y no de otras personas. Es decir, según su presupuesto, estatus social y preferencias, usted transforma su casa para satisfacer sus necesidades.

Como puede ver, hay claras diferencias entre la decoración y el home staging. Para vender una propiedad no debe decorarla para usted, en su lugar debe aplicar las premisas del home staging para ayudarlo a agilizar el proceso.