¿Llegó el país a las 500.000 viviendas vendidas?

¿Llegó el país a las 500.000 viviendas vendidas?

Las últimas estadísticas sobre construcción de viviendas en España revelan que el país sigue siendo un terreno fértil para la inversión de capital extranjero. ¿Por qué? Porque en el 2018 se vendieron 500 mil viviendas y en 2019 todo a apunta a que esta meta se mantendrá o será superada. Es lo que trataremos de averiguar.

¿Qué nos revela el INE?

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, a finales de septiembre se habían concretado 380 mil operaciones de compraventa en territorio español. Eso representa un 12% menos que lo concretado este mismo trimestre del 2018. Aun así, está muy por encima de las cifras registradas en 2013 (300 mil), año en que el mercado seguía en plena recuperación.

En este sentido, la tendencia hacia la estabilización se hace más evidente si consideramos que las ventas de activos residenciales disminuyeron un 3%. Esto implica que la colocación de inmuebles para su adquisición se ha reducido en 12.000 unidades con respecto al 2018. A pesar de esta estadística, el stock de producción se ubica entre 100 y 115 mil viviendas.

Llegó el parque inmobiliario a 500 mil propiedades vendidas

Según lo que hemos podido investigar, diversos expertos apuntan a que no hay razones para que no sea así. Las estimaciones más conservadoras señalan que con una media de 40 mil inmuebles vendidos cada mes desde principios de octubre, esto debería ser suficiente para llegar a dicha meta. Esto no contradice otras proyecciones más optimistas.

De hecho, otros especialistas apuntan que las ventas de propiedades han superado las 130 mil unidades cada trimestre, algo que no se veía desde antes de la crisis inmobiliaria en 2008. Siendo así, esto representa un crecimiento de 6,1% a finales de 2019, lo que quiere decir que se llegaría a un total de 623 mil transacciones en España.

Gran parte de este progreso se debe a las principales zonas donde se concentra el volumen de obras iniciadas para este año y para 2020. Aquí destacan las comunidades de Andalucía, Catalunya, Madrid, La Rioja, Ceuta y Melilla. En las capitales de estas regiones: Barcelona, Madrid y Málaga, es donde existe un mayor dinamismo para la promoción de bienes raíces.

Estimaciones para el 2020

En lo que respecta a este año, se estima que la compraventa llegue hasta las 650 mil unidades, lo que significa un 4% más con relación a 2019. Esto es producto de una mejor tasa de empleo, mayor disponibilidad de financiamiento, renta de alquileres e inversión foránea.

Aunque se estima que el 2020 estará marcado por una estabilización del mercado, los precios aún están un 30% por debajo del máximo histórico de 2007. Por eso la Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía se presentan como las candidatas que van a producir la mayor cantidad de operaciones.

La inversión en Málaga y otras regiones conocidas por su amplia oferta, son puntos de interés para invertir.

Siguiente entradaLeer más artículos