Ventajas de comprar un terreno como inversión

Ventajas de comprar un terreno como inversión

Hay varias formas de conseguir ganancias invirtiendo en bienes raíces y una de ellas es comprar un terreno como inversión. Si está iniciándose en este sector, quiere proteger su dinero de la inflación y no teme esperar unos años para ver los resultados, este puede ser el negocio que busca.

¿Cuáles son las ventajas de comprar un terreno como inversión?

Para saber si comprar un terreno de inversión encaja con su perfil, debe conocer las ventajas que ofrece esta oportunidad. Con esto en mente, considere lo siguiente:

Es una inversión barata

Un lote representa un negocio cuyo coste no se compara con el de una propiedad que ya posee una construcción. Es decir, usted no tendrá que empeñar sus ahorros ni tampoco solicitar una hipoteca para adquirir un pedazo de tierra con potencial. Además, su trámite es mucho más sencillo que otros inmuebles.

Una vez que haya adquirido un lote de tierra, solamente debe esperar a que se valore con el tiempo. Mucha de esta revalorización dependerá de la plusvalía de la zona dónde se encuentre. Las posibilidades de desarrollo y urbanización son aspectos que debe analizar al hacer esta inversión.

Incluye un retorno a largo plazo

Si decide comprar un terreno de inversión en un zona con potencial, puede esperar un buen rendimiento a futuro. En números, estamos hablando de un apreciación entre el 12 y 20% cada año.

Aunque no logre esta clase de rendimiento, tenga presente que la propiedad no va a perder valor. Para conseguir unos buenos dividendos, le recomendamos esperar al menos 5 años. También puede decidirse a construir para elevar el precio final de su inversión.

Posee pocos gastos adicionales

A diferencia de otros negocios inmobiliarios, los terrenos de inversión tiene un coste de administración más barato. Una vez que es el dueño, no tiene que preocuparse por suministros ni servicios, en especial si no cuenta con instalaciones o cimientos.

Los lotes de tierra solamente precisan de cercado y una limpieza ocasional. Son propiedades que no se desgastan, los impuestos son menores por el precio de adquisición y puede estar sin ninguna mejora por muchos años sin perder valor.

No es un producto renovable

Además de ser una inversión de bajo riesgo, la tierra es un bien que se vuelve más escaso con la urbanización y el crecimiento poblacional. Esto implica que su tenencia puede generar unos excelentes dividendos a medida que su disponibilidad baje y crezca su demanda. A diferencia de otros productos limitados, los terrenos de inversión son difíciles de reproducir.

Consideración final

Si está considerando comprar terreno como inversión, no deje de seguir los pasos de cualquier otra compraventa de inmuebles. Es decir, procure obtener los documentos, verificar la ubicación del lote, pedir una nota simple, chequear la ordenación y topografía (ayuntamiento), hacer un contrato y ejecutar la escrituración. Y si desea dejar este proceso en manos de especialistas, en M5 Inmobiliaria le ayudamos con todo el proceso.