Casa pequeña ¿Es buena opción?

Casa pequeña ¿Es buena opción?

La mayoría sueña en algún momento tener una casa grande, con una habitación para cada integrante de la familia e incluso una de invitados, jardines e incluso una oficina. Sin embargo, cuando se trata de la primera casa, una pequeña puede ser una gran alternativa, y le contamos todas las razones aquí.

Una inversión menor

La principal razón, y la más obvia, es claro el precio de la vivienda, en comparación con una casa grande, menos metros cuadrados significa una inversión menor, y no por ello menos calidad o sacrificar ubicación. Las casas pequeñas no son la primera opción de muchos, y esto hace que sea posible encontrar diamantes en bruto con grandes ubicaciones.

Por supuesto, el tamaño de una vivienda debe estar vinculado al momento en el que se encuentra el comprador, y una vivienda pequeña es el espacio perfecto para solteros, para quienes compran su primera propiedad, y para parejas de recién casados, o familias pequeñas que no piensan agrandarse a corto plazo.

El tamaño de la vivienda también influye en los gastos asociados con la compra, y también con los impuestos, ya que estos se calculan en base del precio de la propiedad. Un ejemplo claro es por ejemplo, un chalet adosado de 72 m2 en Vélez-Málaga que tiene un coste que ronda los 167.000 euros, mientras que uno de 187 m2 misma ubicación tiene un coste que ronda los 230.000 euros.

Estos números también nos indican que el financiamiento necesario es menor, por lo que si se tiene un presupuesto ajustado es una buena alternativa de inversión.

Mantenimiento más sencillo

Además del precio, el mantenimiento de una propiedad con menos metros cuadrados requiere un mantenimiento menor, por supuesto, todo dependerá de su condición al momento de la compra. El mantenimiento siempre será necesario, pero el gasto que se requiere será considerablemente menor, y esto estará directamente relacionado con el tamaño de la propiedad.

Sumado al mantenimiento reducido, la limpieza cotidiana también se simplifica por el mismo tamaño de la propiedad.

El ahorro energético es mayor

El tamaño también influye evidentemente en el consumo de energía de la vivienda, con una menor dimensión los espacios se pueden calentar más rápido en invierno, y enfriar más rápido en verano, y así obtener una temperatura agradable con poco tiempo y con menos gasto energético.

En promedio una vivienda unifamiliar consume mensualmente una media de 600 kwh, mientras que un piso pequeño 400 kwh. Lo que da una idea del ahorro que se puede obtener.

No se deje engañar por el espacio

El espacio no está sobrevalorado, pero todo depende de los gustos, necesidades y también del presupuesto, pero una casa grande no es para todos, así como una chica tampoco lo es. Se deben evaluar todos los pros y contras para poder decidir.

En todo caso, una casa pequeña puede ser funcional y práctica, con los muebles indicados, la distribución correcta y los colores adecuados puede ser una gran inversión. ¿Necesita ayuda en su búsqueda? Podemos asistirle.

 

http://www.m5inmobiliaria.es