Cómo afectan las emociones al momento de comprar una propiedad

Cómo afectan las emociones al momento de comprar una propiedad

La idea de comprar una propiedad inmobiliaria ¿Qué tipo de emoción le genera? Tal vez ¿Alegría, ansiedad, entusiasmo, tristeza, desesperación, u otra? Porque sí, la compra de un inmueble despierta por lo menos una emoción.

Es una reacción del organismo ante un hecho que, para muchos, supone el logro de un propósito. Solo que, hay personas que lo demuestran con alegría y entusiasmo. Mientras que a otros, la idea de iniciar una nueva vida les genera tristeza y ansiedad.

Sus emociones SÍ importan

Creería que es el único que siente alguna emoción al iniciar un proceso de compraventa inmobiliaria, pero no es así. La toma de decisiones tiene el poder de ocasionar una emoción en el organismo, es normal y necesario: es una señal de que estamos vivos y que sentimos.

En el caso de la compra de una propiedad inmobiliaria, se debe producir una emoción, algo dentro de su cuerpo debe moverse. Es producto de la revolución de hormonas que tal magnitud de decisión ocasiona.

Por esa razón, es muy común sentir nervios durante el inicio, a causa de no saber cuál será el resultado de esta decisión, cómo repercutirá en su vida, etc. Algunas personas se mantienen estresadas y fatigadas durante toda la transacción inmobiliaria. Sin embargo, cuando ya saben que la propiedad les pertenece, cambian su emoción a alegría.

Usted ¿Cómo se siente? Sus emociones SÍ importan, es una señal de que ese proyecto tan grande que está iniciando (la compra de una vivienda), está moviendo su ser interno. Eso sí, las emociones siempre deben tener un resultado positivo en este tipo de decisión.

¿Cómo controlar las emociones al comprar una propiedad?

Entender las emociones le permite controlarlas. Porque, aunque está bien que se emocione, se trata de la búsqueda de un nuevo hogar o de una importante inversión de capital, por esto es importante que mantenga su objetividad. Mucho se dice que “no tome una decisión cuando esté feliz”. Pues podría perder la objetividad y, terminaría por tomar una decisión subjetiva que, podría no ser precisamente la más indicada o la correcta.

Para evitar esto, considere los siguientes consejos que le ayudarán a controlar sus emociones al comprar una casa:

  • No se emocione a primera instancia. Según expertos, las decisiones de compra son más emocionales que racionales. Por eso, es importante que no se emocione a la primera. Sino, que se mantenga enfocado en sus verdades necesidades.

 

  • Calma y mente fría. Deje de lado las prisas, comprar una casa es un proceso que lleva su tiempo. Así que no se desespere si aún no ha conseguido la vivienda que siempre ha soñado.

 

  • Mirar más allá de la fachada. Cuando el aspecto externo de una propiedad es muy atractivo, esto podría nublar su objetividad. Por eso, no se deje llevar por la primera impresión. Está bien que se emocione, pero no permita que el entusiasmo lo desvíe de su propósito principal.

 

Controlar las emociones es necesario para tomar una decisión oportuna al comprar casa.

Cerrar menú