¿Comprar casa nueva o remodelar una de segunda mano?

¿Comprar casa nueva o remodelar una de segunda mano?

Adquirir una vivienda de segunda mano o no, usualmente requiere de evaluación, planeación y financiación. Con esto queremos decir que hace falta considerar varios factores para tomar una buena decisión. Si está en la disyuntiva de comprar casa nueva o remodelar una usada, queremos orientarlo sobre este tema.

Ventajas y desventajas de comprar casa nueva

Escoger entre comprar casa nueva o remodelar una vivienda de segunda mano suele depender del propósito. Aunque el precio es un factor importante para un comprador o inversionista, este último depende del ROI para maximizar sus ganancias. Si el valor final de un inmueble usado reformado no tiene un diferencial positivo, será un mal negocio.

Tendiendo en cuenta ambas finalidades, hay que sopesar lo bueno y malo de comprar casa nueva:

  • Conseguir una hipoteca es más sencillo
  • Usted tiene la oportunidad de personalizar aquellos espacios que más usa
  • En teoría, los inmuebles nuevos no tendrán problemas de mantenimiento los primeros años
  • En caso de algún defecto, puede usar la garantía para que la inmobiliaria o la promotora responda
  • Son construcciones con calidades modernas, certificación energética e incluyen soluciones sustentables
  • Pueden ser más seguras, tener zonas comunes con mejores amenidades y contar con espacios verdes

Entre lo malo, hay que destacar:

  • El precio es más alto y menos negociable
  • Si está en preventa, no podrá mudarse lo antes posible
  • El valor de reventa está sujeto a la plusvalía de su ubicación
  • Suelen estar en zonas suburbanas y en terrenos más pequeños
  • Puedan estar en fincas exclusivas donde los suministros son más caros y no permiten ciertas reformas

Pros y contras de reformar un vivienda de segunda mano

Al momento de considerar una casa de segunda mano para reformar, hay varios aspectos positivos:

  • Suelen ser propiedades más baratas y con mayor margen de negociación
  • Están mejor ubicadas, pueden tener más metros de terreno y cimientos más sólidos
  • Ya están listas para ser habitadas, pueden venir amobladas o semiamobladas y poseen menos impuestos

Las desventajas de una vivienda de segunda mano serían:

  • Es más complicado obtener financiamiento
  • Con frecuencia requieren de reformas, mayor mantenimiento y no cuentan con garantía
  • Las calidades suelen presentar desgaste y los sistemas (eléctrico, de tuberías, etc.) pueden exigir una renovación
  • Por estar en zonas más céntricas y pobladas, la contaminación ambiental/sónica tiene mayor incidencia
  • Disponen de un equipamiento más antiguo, carecen de eficiencia energética y hay que modificarlas para poner soluciones inteligentes
  • Si no se trata de una zona exclusiva, habitualmente no cuentan con áreas comunes con amenidades como canchas, jardines, piscina y más

En definitiva, comprar casa nueva o reformar una vivienda de segunda mano se traduce en una cuestión de gasto para el comprador y de rentabilidad para el inversor. Dependiendo de en qué categoría esté, tendrá que sopesar las ventajas y desventajas. Y si usted necesita asesoría profesional, nuestro experto de M5 Inmobiliaria puede hacer todo el trabajo.