Fallos comunes al vender una casa por cuenta propia

Fallos comunes al vender una casa por cuenta propia

Vender una casa no es algo tan sencillo como algunas personas puedan pensar. Fijar el precio incorrecto, publicar anuncios incompletos, no preparar la casa de forma adecuada para la venta son fallos comunes de los que hablamos en otro post. Pero no son los únicos.

Si planea vender su casa, y está valorando hacerlo usted mismo, tome en cuenta estos errores que pueden afectar significativamente el proceso de venta, haciéndolo perder tiempo y oportunidades.

1.No realizar un estudio de marcado

Todo agente inmobiliario, antes de iniciar el proceso conoce el mercado para poder tomar mejores decisiones al momento de la venta de una propiedad. Un estudio de mercado consiste en recopilar datos e información para tener una visión más clara de la situación. Esto puede ayudar a fijar un precio adecuado de venta, conocer la competencia, apuntar a los compradores potenciales, filtrar a posibles interesados…

Sin embargo, este tipo de análisis es algo que muchos propietarios pasan por alto, apresurándose en los pasos y afectando el resultado final. La venta de la casa o piso.

2. No estar dispuesto a negociar

Vender una casa no es algo rápido, es un proceso de muchos pasos, y si a esto le sumamos que el vendedor no esté dispuesto a negociar, y rechace una y otra oferta por creer que llegará una mejor es un claro indicio de que no es la persona adecuada para vender.

Muchas veces sucede que el apego emocional al inmueble afecta la toma de decisiones, otras veces, se busca encontrar la oferta perfecta, haciendo que la venta de la casa se extienda sin necesidad. Como consejo, es necesario primero fijar el precio adecuado, y también un margen para negociar, estableciendo un límite a lo que se está dispuesto a ceder, tanto en el precio como en las condiciones de venta.

Por ejemplo, puede que alguna oferta incluya que la casa se venda con el mobiliario y electrodomésticos que están, o se solicita que se realicen algunas reparaciones para poder seguir con el proceso.

3. Ocultar información de la vivienda

La sinceridad es clave dentro de todo proceso de venta, y en el sector inmobiliario esto no cambia. Es muy importante no ocultar ningún detalle sobre el estado de la propiedad. Averías no solucionadas, desperfectos que no están a simple vista es mejor comentarlo, aunque se piense que no es favorable para la venta. En realidad, la sinceridad es algo muy apreciado por cualquier comprador, y evitará tanto que el negocio falle, como reclamaciones luego de la firma.

¿Por qué acudir con un agente inmobiliario?

Como hemos dicho vender una casa no es un proceso sencillo, no solo se trata de mostrar la vivienda y luego firmar los papeles. Una agencia inmobiliaria cuenta con carteras de clientes y profesionales con conocimientos para gestionar de la mejor forma la operación comercial, buscando el beneficio para ambas partes. Acelerando el proceso, ahorrándole tiempo y esfuerzo.

Un agente inmobiliario no estará ligado de las ataduras emocionales que puede tener el propietario con su vivienda, en cambio, podrá mostrar de la forma más objetiva el bien inmueble, y conseguir de este modo la mayor rentabilidad.