Problemas que pueden hacer que el valor de una propiedad baje

Problemas que pueden hacer que el valor de una propiedad baje

Si está pensando en vender su casa, hay una serie de aspectos que debe conocer para evitar que su valor disminuya con el paso del tiempo. Y es que, la valorización de un inmueble está condicionada por diversas variables que, podrían beneficiar o perjudicar su propiedad.

Para que esto no suceda, tome nota de los siguientes problemas que suelen afectar el valor de una propiedad.

Aspectos que pueden disminuir el valor de un inmueble

Como vendedor, debería saber que el valor de una propiedad no es fijo. Este puede variar sin que usted se lo imagine. Así que repasemos cuáles son los factores que pueden disminuir la valía de un inmueble:

●       Antigüedad

Las casas nuevas o de reciente construcción suelen tener un mayor valor en comparación a las viviendas antiguas. Esto es porque la antigüedad es una variable que puede disminuir el valor de una propiedad. Y que se ve medida por el deterioro de los materiales, la necesidad de constantes rehabilitaciones o la preferencia por inmuebles sin uso.

La antigüedad inmobiliaria termina por abaratar los precios por obligación. De modo que vender una propiedad antigua es más complejo que salir de una casa nueva.

●       Ubicación

La ubicación de una propiedad es un aspecto que va más allá de vivir en la urbe por mera popularidad. Cuando se trata de vender un inmueble, su ubicación puede aumentar o disminuir su valor final de forma considerable. Todo lo que le rodea suma o resta valor.

Pocos son los usuarios que buscan una casa ubicada en zonas alejadas, donde no transitan los canales de transporte público. Las áreas alejadas carecen de contacto con comercios, zonas recreativas y empresas generales.

●       Precio

Valor y precio son dos variables que, aunque suelen utilizarse como sinónimos, son términos diferentes. El valor es la valía real del inmueble en su mercado, una variable que no puede controlarse porque está condicionada por la propiedad en sí. Mientras que, el precio es la cifra de dinero que se pide en función de su valor, y sí puede alterarse.

De manera que no tasar el precio es un hecho que puede demorar la venta de la propiedad. Puesto que los compradores quieren pruebas de que el precio de venta sí corresponde al valor real del inmueble en el mercado.

●       Decoración

La primera impresión que obtiene un potencial cliente sobre su inmueble, influye en su decisión de compra. Apelar por una decoración muy personal, con objetos y pertenencias propias, disminuye la demanda de la propiedad.

Por ende, su valor y precio de venta también se ven influenciados de manera negativa.

●       Seguridad

Es un factor que va de la mano de la ubicación. Sin embargo, en las zonas céntricas que son consideradas buenas ubicaciones, siempre hay áreas que son inseguras. Así que tener una casa en una de estas áreas podría derivar en la disminución del valor del inmueble.

Deja un comentario

Cerrar menú