Retos del 2021 para el sector inmobiliario

Retos del 2021 para el sector inmobiliario

La crisis prevalente por la pandemia ha supuesto una ralentización de todos los sectores económicos. No obstante, aunque no se ha podido medir todo el impacto sobre el mercado inmobiliario, los efectos se han ido mitigando. A partir de la flexibilización, los bienes raíces están más activos que nunca.

Por ejemplo, la participación pasó de un 31% en febrero a un 27% a finales de 2020, lo que es una merma circunstancial. A pesar del Covid19, la gente sigue interesada en vender, alquilar e incluso invertir. Mucho de esto tiene que ver con la tendencia a cambiar de residencia por causa del confinamiento, algo que se sumará otros desafíos del 2021.

¿Cuáles serán los retos principales del sector inmobiliario en 2021?

Al revisar varias fuentes y diversos indicadores, los desafíos más notables para el 2021 podrían ser:

Mayor digitalización para inmobiliarias

Es lógico pensar que el distanciamiento social haya acelerado la adopción inevitable de las plataformas digitales. Para cumplir las exigencias del público, las agencias inmobiliarias  tendrán que mejorar su oferta usando canales no tradicionales. Esto implica manejar tecnologías como realidad virtual, big data, videos 360°, CRM y más para recuperar niveles de ventas y aumentar la fidelización.

Oficinas más amplias y seguras

Durante el 2019, este segmento representó un tercio de las ventas totales en el sector y ganancias de hasta en un 3%. Sin embargo, la mayor adopción del teletrabajo por la emergencia sanitaria ha representado un cambio de enfoque sobre el uso de estos espacios.

Los propietarios de negocios y empresas se verán en la necesidad de ocupar menos colaboradores en sus sedes. Por otra parte, tendrán que invertir más en medidas de seguridad, construcciones más sostenibles y en mejoras de las condiciones para el personal.

Subidas y bajadas en viviendas de segunda mano

No podemos decir enfáticamente que los precios en casas o pisos de segunda mano hayan sido muy afectados. De hecho, muchos propietarios siguen viendo una alta demanda, lo cual impide que bajen las valoraciones.

Mientras que en gran parte del 2020 hubo una caída del 2-2,4%, en noviembre esto cambió a un aumento del 0,7% en los precios. Aunque el valor en este rubro sigue por debajo de su máximo (-37%), el próximo año se espera una fluctuación variable en función de la demanda de compraventa.

Centros comerciales bajo presión

En los últimos años, los malls han ido perdiendo terreno ante los e-commerce. La aparición del Covid19 acentuó esta realidad y planteó otras dificultades desalentadoras. Muchos negocios tuvieron que cerrar por las restricciones del aforo y los cierres prolongados.

El caso es diferente para los centros comerciales prime, que tienen más recursos para ofrecer seguridad, higiene y gran variedad de comercios. Ante la precaución de inversores, una difícil situación económica e inquilinos pidiendo descuentos para seguir operando, los CC secundarios estarán más complicados en 2021.

No hay duda que este 2021 tendrá incertidumbre y grandes retos para el sector inmobiliario. Aún así, usted puede confiar en nuestros especialistas para guiarlo en sus compras o inversiones.