Tipos de inversión inmobiliaria

Tipos de inversión inmobiliaria

Apostar por la renta fija como inversor es una estrategia probada que puede generar buenos dividendos a largo plazo. Si está pensando en comprar un inmueble para sacarle provecho financiero, debe tener presente los tipos inversiones inmobiliarias disponibles. Es lo que trataremos con más detalle a continuación.

¿Cuáles son los tipos de inversión inmobiliaria?

El negocio de los bienes raíces está compuesto por una variedad de activos estructurales y no estructurales que pueden capitalizarse. Es una de las prácticas de negocios más antiguas por muchas razones. Entre los tipos de inversiones inmobiliarias, debemos destacar al menos cuatro:

Lotes o terrenos

Por un lado, encontramos los lotes baldíos que sirven para ejecutar proyectos. Por otro, están las parcelas que tienen construcción nueva, que no se diferencian mucho de lo anterior. Mientras que los primeros son atractivos para mercados que pueden tener alto crecimiento, los segundos son apreciados en mercados de crecimiento rápido.

Este tipo de inversión inmobiliaria es ideal para quienes desean concretar un desarrollo inmobiliario desde cero. De hecho, son una excelente oportunidad para sacar dividendos de su compraventa y la retención a futuro. Por ello, le sugerimos investigar bien sus opciones y escoger una zona prometedora.

Inmuebles residenciales

Son las inversiones más conocidas por ser viviendas usadas para albergar personas de manera temporal, fija o vacacional. Entre este catálogo encontramos casas unifamiliares, pisos, dúplex, pensiones, propiedades turísticas, edificios y más. Son activos que puede comprar para alquilar, arreglar/vender y retener para generar ingresos constantes o a largo plazo.

En algunos casos y dependiendo de la comunidad autónoma, podrá conseguir algunas ventajas fiscales para encaminar su inversión. El secreto está en valorar bien las condiciones de mercado, disponer de estrategias de salida para momentos complicados y saber qué tendencias son las más rentables.

Bienes raíces comerciales

Después de los proyectos habitacionales, tenemos los locales, oficinas, parques industriales y otros espacios que sirven de base para diversos negocios. Aunque son inmuebles con menor oferta, siempre están en demanda debido al desarrollo económico y puede obtener ganancias a corto plazo mediante acuerdos favorables.

Los bienes raíces comerciales son inversiones rentables por varias razones. Usted tiene la oportunidad de conseguir mayor flujo de efectivo, poseen una tasa de desocupación baja debido a arrendamientos más prolongados y tienen un potencial de ingresos más alto. Además, la competencia y responsabilidad es menor que con los inmuebles residenciales.

Aparcamientos

Las ciudades que siguen creciendo y aumentando su parque automotor a menudo carecen de espacios públicos y privados que sirven de estacionamientos. Estos espacios para vehículos tienen la gran ventaja de que necesita poco mantenimiento y empleados para su funcionamiento. Suelen ser una solución comercial con buenas perspectivas de rentabilidad.

Si usted es un inversionistas que conoce bien su perfil, entiende qué tipos de inversión inmobiliaria se ajustan más a sus metas financieras. En este proceso, nuestros especialistas en bienes raíces pueden ofrecerle un catálogo variado de propiedades disponibles en Málaga y otros mercados atractivos para que amplíe o fortalezca su portafolio.