¿Qué evitar al alquilar una vivienda? Errores comunes

¿Qué evitar al alquilar una vivienda? Errores comunes

La intención de alquilar vivienda para mudarse, empezar nuevamente o vivir en pareja, implica una serie de retos que se deben afrontar. En este sentido, la toma de decisiones requiere de un proceso que favorezca la lógica sobre la emotividad. Por ello, hemos reunido una serie de recomendaciones como guía en esta aventura inmobiliaria tan estresante.

¿Cuáles son los errores comunes al alquilar una vivienda?

Son varios los problemas que pueden surgir entre futuros inquilinos y propietarios durante esta operación. Sin embargo, son pequeños detalles que tienen solución cuando se evitan las siguientes equivocaciones:

  • Tomar una decisión precipitada

Aunque muchos no sepan administrar el tiempo o crean que nunca tienen suficiente, no es excusa para buscar descuidadamente. Como se trata de un asunto relevante, requiere la debida investigación, análisis de ofertas y revisión de las condiciones. Se debe evitar que el cerebro tome atajos y dedicar cada día unos minutos a conocer las opciones o planear las visitas.

  • Instalarse sin conocer el lugar

Quizás menos grave que hacer un acuerdo de palabra, no conocer el lugar en persona representa una equivocación que probablemente luego se lamentará. Esta circunstancia también aplica a la firma del contrato, que debería suceder después de ver la propiedad. Para ello, resulta fundamental verificar lo anunciado, las condiciones de habitabilidad y posibles averías en los servicios básicos.

  • Manejar información insuficiente

Cuando buscas alquilar vivienda, no aconsejamos obsesionarse con los detalles, pero sí es necesario estar bien informado. En principio porque no hay razones para no estarlo y porque da más herramientas para proceder con inteligencia. Hacerse preguntas, aclarar dudas y estimar el escenario ideal para saber a qué condiciones es posible adaptarse o no.

  • Dejar de hacer inventario ni firmar contrato

Desde un primer momento, la firma del contrato y el inventario son dos elementos cruciales para una buena negociación. El acuerdo original que se conserve debe estar firmado en todas sus páginas para tener un respaldo legal. Además, el inventario está pensado para ambas partes, ya que así se verifican los defectos y se tiene constancia de quien es responsable de los mismos.

  • Pagar dinero de más por diversos motivos

Bajo ningún concepto recomendamos entregar dinero por adelantado o en exceso para los diversos trámites. La máxima fianza exigible por un propietario al alquilar es de 3 meses (mes de fianza más garantías), así mismo antes de aceptar algún trato se debe conocer si cobran gastos de comunidad o impuestos sobre bienes inmuebles.

  • Avalar condiciones contractuales poco favorables

Recuerde que la redacción del contrato por parte de un abogado contratado por usted o por el propietario debe tener la aprobación de ambas partes. A menudo, omitir detalles como la actualización de renta puede perjudicarlo a usted de forma inesperada. En consecuencia, procure establecer con el arrendador un aumento legal (según IPC) y esclarecer cualquier cláusula que no comprenda bien.

Entendemos que alquilar vivienda puede resultar algo estresante si no se cuenta con cierta preparación. Si se quiere que no sea una mala experiencia, revise con detenimiento estos tips, tómelo con calma y asesórese bien antes de proceder a la ligera.

 

http://www.m5inmobiliaria.es

Deja una respuesta